Soy vieja. ¿Y qué?

(Traducción del texto Zaharra naiz. Eta harro nago!?)

Para mi amiga C. con cariño. (Te iré traduciendo más posts cuando pueda).

Georgia O´Keeffe (Iturria: http://mujerentierrafirme.blogspot.com.es/2011/09/georgia-okeeffe-y-las-flores.html)

1.
Hace algunas semanas oí a un señor de sesenta y pico años (profesor para más señas) explicar lo siguiente: “veo que me estoy haciendo mayor, pero yo, por dentro, me siento como un joven de 18 años, y así se lo digo a mis alumnos: yo soy como vosotros, me siento igual que vosotros”.

Patético. Pensarán sus alumnos.

Otro original. Pensé yo.

Pidiendo perdón por seguir vivo, por no tener un cuerpo de veinte años… Pero qué mala prensa tiene la vejez, puñetas. Los jóvenes la desprecian y los viejos se esfuerzan en aparentar que son jóvenes. ¿Qué tiene de malo tener sesenta y tantos?

Bueno, ya. Es una pregunta retórica; sé de sobra que en nuestra cultura no es nada sexy ser viejo, sobre todo si eres una mujer. Pero qué cutre es mostrarse tan dependiente de esa idea, tan evidentemente dócil. Démosle una buena patada a esa imposición. Un poco de orgullo, por favor.

Llevamos ese temor a envejecer tan bien metido en las entrañas, que, para evitar el desprestigio que supone, expresamos una y otra vez las distintas variantes del estribillo “la cuestión es tener el espíritu joven”. Recientemente un escritor ofrecía en una entrevista la fórmula “mientras no pierdas la curiosidad, seguirás siendo joven”. ¿Pero es que no se puede ser viejo y tener curiosidad? (Y al revés, ¿no se puede ser joven y no tener curiosidad?).

Lo que subyace es simple y nos lo comunican y lo comunicamos de mil maneras distintas: ser joven está bien, ser viejo está mal; en consecuencia tenemos que encontrar algo que nos permita decir que de algún modo seguimos siendo jóvenes, algo que nos permita hacernos perdonar nuestra edad, nuestro cuerpo.

2.
Espectáculo de danzas vascas. Hacia la mitad del acto, el presentador, de treinta y tantos, introduce con una sonrisa al siguiente grupo: “ahora subirá al escenario una cuadrilla de jovencitas. Un fuerte aplauso para ellas”. Son casi todas mujeres de más de cincuenta años; el presentador les ha hecho el favor de encubrir con una broma ese defecto. Cargado de condescendencia. De superioridad.

Me alegro francamente de no pertenecer a ese grupo. Si alguien me presentara así, no sé yo…

Estate tranquilo, presentador; no te faltan más que quince años para llegar tú también a ser un jovencito de ese estilo. Es solo cuestión de tiempo. ¿Qué harás entonces? ¿Pedir perdón? ¿Esconderte debajo de una piedra? ¿Afirmar que tienes un espíritu joven?

3.
Mesa redonda sobre redes sociales y tecnologías. Tres mujeres feministas: dos jóvenes y otra madura. Una de las jóvenes explica que las feministas jóvenes se nutren de las enseñanzas feministas mayores, que hay continuidad. Pero añade, con humor, que decir “nuestras mayores suena horrible”. La otra joven está de acuerdo; es feo decir “mayores”. La participante de más edad, por su parte, les indica: “se puede decir mayores, y viejas también”.

Bueeeno, menos mal. Si también a las feministas nos van a parecer mal palabras como mayor y vieja, estamos apañadas. ¿Dónde queda nuestra reflexión en contra de la doctrina hegemónica sobre los cuerpos?

Moraleja:
Cuando sea mayor, quiero ser como Georgia O´Keeffe a última hora. Vieeeeeeeja. Punto.

Prima:
Mi prima me recuerda que el grupo The Who sigue cantando My generarion (de 1965).  “Yeah, I hope I die before I get old” dice uno de los versos. Joder, Pete, Roger… y tendréis el valor de pronunciar la frasecita sin mover una ceja…

Roger Daltrey says The Who will make a new album this year (Iturria: http://www.uncut.co.uk/roger-daltrey-says-the-who-will-make-a-new-album-this-year-news)

Cuñado:
Mi cuñado está haciendo una lista de gente que en su juventud soltó alguna perla de este estilo: “prefiero morir antes de hacerme viejo”. El artisterío tienen mayor tendencia, a lo que parece. Si alguien tiene información para la lista, que me la pase por favor, que yo se la haré llegar a mi cuñado (me ha dicho que me la va a dejar para escribir otro post. Guay).

Esta entrada fue publicada en anitzak y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s