¿Es la campaña de la Diputación o es la campaña del PP?

Muy buena la campaña del PP -ay perdón, de la Diputación Foral de Álava- que se presentó ayer a los medios a favor de cinco derechos humanos fundamentales, cinco. Y qué momentazo han elegido para hacerla, a cuatro días de las elecciones.

https://i1.wp.com/www.gasteizhoy.com/wp-content/uploads/2015/02/violencia-tolerancia.jpg

¿A qué les recuerdan las imágenes? Pues claaaaro: a la campaña contra los inmigrantes que el propio PP lleva adelante desde hace tantos meses sin perder compás. Fíjense bien en qué cinco derechos humanos fundamentales ha elegido la Diputación y qué fotos los ilustran. Mejor aprovechamiento, imposible.

Muchos extranjeros infringiendo derechos

-La primera imagen nos remite a los musulmanes, gran obsesión de Maroto y compañía; esa gente tan fanática y primitiva (los musulmanes, digo) que está empeñada en que las mujeres lleven el burka. Sí, como aquí en Vitoria, que ya se dieron cuenta de ello un chófer de autobús y el propio alcalde. (Bueno, en Vitoria sólo se ha visto un burka, vale, pero lo que le ha dado de sí a Maroto, ¿eh? Si es que lo importante es saber sacar partido a los temas).

Quede claro que no todos los musulmanes son fanáticos, que hay excepciones como Malala Yousafzai, la joven de la imagen de la derecha, premio Nobel 2014. Está muy bien que la hayan puesto ahí, para que se vea que no les tenemos manía a todos, que incluso hay algunos que nos parecen bien. Pero ojo, lo importante es aprovechar los ecos del tema del burka en Vitoria, que a la gente de aquí todavía no se le ha olvidado el caso del pobre chófer que no dejó subir a la mujer con burka y la defensa que le ha brindado Maroto (al chófer, digo).

Y es que para hablar de fanatismo, qué mejor cosa que ilustrarlo con imágenes relacionadas con el Islam, que es muy fanático, como todo el mundo sabe. Aquí, en la cultura cristiana, de fanatismo no sabemos nada de nada, toda la gente es muy pero que muy tolerante. (Y ahí están Rouco, Gallardón y el obispo de Granada, que no me dejarán mentir).

-Para ilustrar la homofobia, está asimismo muy bien elegida esa imagen de ahorcamientos a homosexuales practicados por gentes intolerantes de otros países. Gentes intolerantes de otros países, insisto. Para qué iban a poner alguna imagen de situaciones homófobas de este país, que las hay sin cuento, pudiendo poner las protagonizadas por gentes de fuera. Por cierto que los hombres de la foto de la derecha (en la situación positiva) no son del país de los homófobos de la izquierda (la negativa), sino que más bien parecen personas de aquí. Para terminar: es un puntazo, de verdad, lo de meter el tema de las personas gay/les en la campaña; queda moderno y comprometido.

-Ah, y luego están esas niñas negras, que en este caso nos recuerdan a otro tipo de inmigración de nuestra sociedad, también muy primitiva. Por si no quedaba claro a quién nos quieren recordar con esta imagen, no se pierdan la explicación de la campaña: “La Diputación también alerta de que unos 140 millones de mujeres y niñas sufren en la actualidad las consecuencias de la ablación. A pesar de que en nuestra sociedad no es un problema generalizado, la creciente presencia de población procedente de países en los que esta práctica está extendida nos debe mantener alerta”.

Que no falte la ecuanimidad

No, no y no. No vayan a pensar que sólo aparecen esas gentes que tiene la función de recordarnos a los inmigrantes y traernos ecos de la campaña del PP. De eso nada. Eso ocurre únicamente en TRES de los cinco casos. Además hay DOS casos más, que pueden referirse a la gente de origen local, como son los golpes infligidos a una mujer dentro de la violencia de género y el maltrato contra las personas mayores. Creo que es muy de agradecer que no hayan puesto a gente que parezca inmigrante o extranjera maltratando a la mujer y a la anciana. Eso demuestra sin duda la gran ecuanimidad en esta campaña.

¿Por qué han elegido estos cinco derechos y no otros? ¿Será por la enorme incidencia que tienen sus infracciones en el País Vasco en todos los casos? ¿Tantísima como el burka de Vitoria y las ablaciones? Desde luego, homofobia aquí hay a tutiplén, pero no precisamente ahorcamientos; lesbianas y gays locales podría proponer imágenes mucho más cercanas, por desgracia. Por cierto: muy buena estrategia la de añadir cuestiones como la violencia de género y los malos tratos a las personas mayores para colocar absolutamente todos los casos al mismo nivel (ablación y burka incluidos y con este último abriendo el cartel).

Y me hago yo esta pregunta: ¿no podían añadir algunos derechos más en esa campaña, quiero decir alguno de esos que también se infringen todos los días por estas tierras, situaciones en las que la propia Diputación Foral de Álava y el resto de las instituciones locales podrían tener mayor liderazgo y contribuir muy grandemente a mejorar? Me refiero al derecho a la vivienda (o sea, a que no te desahucie un banco sostenido con tu propio dinero), a la sanidad en condiciones, a la educación en condiciones… Cosas que se pueden hacer administrando con prudencia y desinteresadamente el dinero público, haciendo frente al fraude de las grandes fortunas, metiendo en cintura a los bancos y cajas para que no nos roben más… Ya saben, esas cosillas.

Hasta con los derechos que ha elegido la Dipu, pueden sus responsables hacer mucho más que retratarse junto a un cartel. Contra el maltrato a los mayores ¿no sería de gran ayuda que hubiera más medios para las personas dependientes en vez de disminuir drásticamente esos recursos, que es lo que ha hecho el PP en los últimos años? ¿Y no sería también muy recomendable que las mujeres que se enfrentan a la violencia de género dispusieran de más medios para mejorar su situación, justo al contrario de lo que está sucediendo? Ah no, que la campaña es para la ciudadanía, para que nos sensibilicemos y tengamos “tolerancia cero”; no va unida a ningún compromiso por parte de los promotores.

Yo incluso juraría que es mucho más problemática la xenofobia creciente que el tema del burka en nuestra sociedad. Pero claro, qué va a decir De Andrés sobre la xenofobia, ¿verdad? La palabrita ni mencionarla, que no viene a cuento ahora.

A ver si lo entiendo

O sea, a ver si lo entiendo. Se encarga en este momento concreto una campaña carísima sobre algunos derechos humanos, que sea institucional para pagarla con dinero público, y que sirva de matute para impulsar la propia campaña del PP, reforzando (sin que sea evidente para todo el mundo, ahí está lo bueno) ese mensaje-cebo contra la inmigración en el que está centrando su estrategia. Y se trata de que al mismo tiempo la campaña resulte moderna, social, comprometida…  ¡Y gratis!

Pedazo de idea y pedazo de empresa publicitaria. Muy bueno, muy bueno, de verdad.

Hale, ahora a conquistar periódicos, revistas, vallas publicitarias, autobuses… Nos vamos a hartar de ver por todos lados esas situaciones provocadas por malvados extranjeros con los que no debemos tener ninguna tolerancia.

Dice mi prima que esta campaña ya es de segundo de Goebbels (hasta ahora todo le parecía de primero de Goebbels, o sea, muuuuy básico). Añade que aquí hay algo más que idiotez social (idiotez sí, pero de esa tan dañina que es capaz de cargarse los valores sociales más preciosos en interés propio). Mi prima está empezando a creer que es que los impulsores de todo esto son además malas personas.

(Jope, con mi prima. Parece que quería encargar unas tarjetas para el cumpleaños del nene, pero dice que no piensa contratar a la empresa que ha diseñado semejante campaña, que incluso las empresas publicitarias deberían mostrar algo de talante ético y negarse a hacer trabajos tan manipuladores como este. Qué vengativa es).

Esta entrada fue publicada en anitzak y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Es la campaña de la Diputación o es la campaña del PP?

  1. Me parece curioso que frente al “fanatismo” de los rostros cubiertos, aparezca Malala Yusufzai en aparente ademán de quitarse el pañuelo. Y seguramente no es el caso, sino que se lo está colocando bien en la cabellera, para taparla “con modestia”. Con todo el valor de esta joven mujer, y lo dramático de lo que sufrió, lo cierto es que Malala se confiensa musulmana y se adhiere al mantra internacional de que “el Islam es una religión de paz”. Tan de paz como de odio, como todas las religiones, todas basadas en mentiras flagrantes a las que supuestamente debemos respeto. Viva la blasfemia.

  2. abarquin dijo:

    Pues qué se yo, Luistxo… Creo que el caso de Malala Yousafzai tiene además otra lectura, y es que Occidente la ha elegido como símbolo que le sirve para lavarse la cara. No hay más que ver en la wikipedia la cantidad de premios y reconocimientos que está recibiendo en todos los países de Occidente (http://en.wikipedia.org/wiki/Malala_Yousafzai). Es abrumador. Y todo eso, ¿es algo que se hace fundamentalmente porque viene bien a la causa de Malala Yousafzai para que las niñas puedan ir a la escuela en su país (una causa irreprochable) o es algo que viene muy bien a los países occidentales, que muestran con este bonito gesto que no son racistas y que están cargados de buenos sentimientos (ja ja)? Yousafzai tiene una postura crítica con los fanáticos de su país, lo cual viene bien, de paso, para reforzar la idea occidental que tenemos del machismo musulmán. Si tuviera además una postura crítica explícita con el neocolonialismo de los poderes occidentales en los países empobrecidos y sus consecuencias en las vidas de las mujeres, ¿le darían tantos premios y la recibirían y se querrían retratar con ella tantos jerifaltes en Occidente?
    Vamos, que para la campaña de la diputación han acudido a un recurso fácil (una joven muy conocida, con cuya lucha se identifica la ciudadanía) y que es a la vez un símbolo que ya ha sido domesticado y no sólo es inofensivo aquí, sino que se usa para transportar los mensajes que interesan.

    (Post-scriptum)
    Y sí, creo que tienes razón. La elección de esa foto también es interesante, porque pueder parecer que ella se está quitando el pañuelo. Seguramente así le parecerá a la gente que no conoce a Yousafzai. Sin embargo, ella lo lleva siempre puesto y, como dices, si hace ese gesto no es para quitárselo, sino probablemente para acomodárselo. Con todas las fotos que se le han hecho a esa mujer, siempre con el velo en su sitio, que en la campaña hayan elegido esa en concreto no es casual.

  3. Pingback: ¿Es la campaña de la Diputación o es la campaña del PP? | Muybastos

  4. abarquin dijo:

    Los medios se están haciendo eco estos días de la reacción ciudadana:

    – “Incluso la Junta de Personal de la Diputación Foral de Álava, integrada por ELA, LAB, CCOO y UGT ha censurado hoy el “gasto desorbitado” y el carácter “electoralista” de la campaña “Cero Tolerancia” puesta en marcha por el Gobierno foral del PP”. A las críticas se han sumado diversos colectivos sociales, como la plataforma Feminista de Vitoria, el movimiento Transbollomarica de Vitoria, la Plataforma Antirracista, la asociación magrebí Al-Indimay y Gora Gasteiz (Fuente: http://www.noticiasdealava.com/2015/02/26/araba/colectivos-sociales-acusan-al-pp-de-alava-de-propiciar-una-peligrosa-conflictividad-contra-los-inmigrantes).

    – “La Junta de Personal “además denuncia el “maniqueísmo” de esta campaña, que, según se afirma, “apunta directamente” contra el colectivo de las personas inmigrantes, a las cuales “el PP ha elegido como chivo expiatorio para ocultar sus propias miserias” (Fuente: http://www.elcorreo.com/agencias/pais-vasco/201502/26/critican-electoralismo-campania-diputacion-323652.html).

    – “Desde la Junta de Personal de la Diputación han denunciado el gasto desorbitado que va a suponer esa campaña, sin precedentes en la institución, para las arcas forales. “Han decidido darles una difusión y dimensión nunca vista hasta el momento. No disponemos de los datos exactos pero tenemos referentes de campañas anteriores muy importantes y está supera el gasto porque es muchos mayor”, han revelado los trabajadores de la institución foral, molestos también porque la campaña se ha diseñado sin contar con su colaboración. “Nos parece indignante que el Partido Popular utilice nuestra instituciones para potenciar su campaña electoral, basada en un discurso xenófobo, machista e indendiario” (Fuente: http://www.eldiario.es/norte/euskadi/campana-Cero-Tolerancia-Diputacion_0_361164052.html)

    Menos mal que hay reacciones ciudadanas tan claras, certeras y contundentes. Que la plataforma Feminista de Vitoria y el movimiento Transbollomarica de Vitoria denuncien la campaña es muy significativo. Quiere decir que no cuelan ni el pinkwhashing ni el purplewashing.

    (Creo, de todas maneras, que el daño en buena medida ya está hecho. O sea, que los promotores de la campaña han cumplido seguramente su objetivo de impresionar la retina de muchas personas con unas imágenes que se asumen sin análisis y que luego se asocian a otros mensajes. Cuesta más deconstruir que malconstruir, desgraciadamente. La deconstrucción llega a la gente con mayor dificultad, y eso lo saben quienes impulsan este tipo de mensajes).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s